Existen varias maneras de hacer que el vehículo baje su altura aproximando la carrocería a una menor distancia con respecto del piso. Este tipo de modificaciones se hacen por una cuestión estética, o para mejorar su agarre contra el piso.

La manera básica de bajar un auto es cortando el espiral, una vuelta o vuelta y media y volviendo a armar. No es recomendable calentar el espiral con soldaduras autógenas porque esto hace que pierda el tratamiento térmico, y que en poco tiempo se venza y se baje de más la altura.
Cuando se corta más de una vuelta empiezan a producirse problemas en los amortiguadores y en las ruedas que pueden llegar a pegar contra el guardabarros.

Para bajar un vehículo es importante conseguir mecánicos de tren delantero con experiencia en dicho trabajo, para evitar fallas graves y roturas en muchas piezas de una auto.

Es importante saber que cuando uno baja un vehículo esta modificando la altura y la relación de piezas de todo el vehículo que fue diseñado para trabajar en una ciertas dimensiones. Y que el centro de gravedad del vehículo queda mas abajo. Por lo tanto existe la posibilidad de que algunas piezas queden en mala posición o trabajando con una carga de fuerza para la que no fue diseñada.

Esto nos indica que un vehículo modificado siempre tendrá mas posibilidades de que sus partes se rompan o reduzca su vida útil, si no se ha bajado de la manera correcta.

Esto no quiere decir que sea imposible bajar un auto, pero es un trabajo bastante complicado y de precisión.

Deja un comentario

WhatsApp WhatsApp