Son los encargados de mantener el fluido lubricante dentro de la caja de cambios y evitan que tanto la tierra y agentes externos penetren en la caja. De ellos depende la duración del sistema de transmisión y deben ser reemplazados cuando están rotos y pierden fluidos.

WhatsApp chat